miércoles, 23 de julio de 2014

GOOGLE LANZA UN FORMULARIO ONLINE PARA QUE SUS USUARIOS PUEDAN EJERCER SU “DERECHO AL OLVIDO”

El buscador Google ha puesto en línea un formulario para que los ciudadanos puedan solicitar la retirada de enlaces a informaciones obsoletas o inadecuadas que afecten a su vida privada, como consecuencia de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 13 de mayo de 2014 que dictaminaba que los servicios de motor de búsqueda en Internet son responsables de los datos personales incluidos en las Web que tratan.





Como consecuencia de la Sentencia del conocido “caso Google” dictada el 13 de mayo de 2014 por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que dictaminaba que los servicios de motor de búsqueda en Internet son responsables de los datos personales incluidos en las Web que tratan, el asunto que ha suscitado mayor interés ha sido el reconocimiento del “derecho al olvido”, que establece que los ciudadanos podrán exigir a un buscador que elimine las referencias publicadas en páginas Web de terceros que les afecten, siempre y cuando se den determinas circunstancias.

El reciente fallo del TJUE (en el que un hombre pidió que borraran de Internet una información sobre la subasta de una de sus propiedades por impago de impuestos en 1998) tiene importantes consecuencias para los motores de búsqueda en Europa. El tribunal ha considerado que determinados usuarios tienen derecho a solicitar a los motores de búsqueda como Google que eliminen los resultados de consultas que incluyan su nombre. Para ello, los resultados mostrados deben considerarse inadecuados, irrelevantes o ya no relevantes, o excesivos.

En principio y de momento, sólo podrán hacer uso de este derecho los usuarios de Google en los 28 países de la Unión Europea, además de Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein.

Atención. La sentencia del Tribunal Europeo no solo afecta a Google, todos los buscadores deben acatar este derecho al olvido en sus páginas de resultados en Europa.

¿Cómo está implementando Google la reciente sentencia dictada por el TJUE sobre el derecho al olvido?

Desde que esta sentencia se publicó el 13 de mayo de 2014, Google está trabajando contra reloj para cumplirla. Se trata de un proceso complicado porque necesitan evaluar cada solicitud de forma individual y equilibrar los derechos de la persona a controlar sus datos personales con el derecho del público a conocer y distribuir información.

Formulario

La compañía ha presentado un formulario que permitirá a los usuarios pedirle directamente la retirada de enlaces con información personal que consideren lesiva o perjudicial.

Si quiere enviar una solicitud de eliminación, rellene este formulario web.

Google examinará cada una de las reclamaciones para verificar si el solicitante tiene derecho a que la información sea retirada. En su examen Google deberá seguir los parámetros fijados en la propia sentencia y decidir si la información que se pretende retirar ha quedado obsoleta y no tiene relevancia pública.

La decisión de Google dependerá, por tanto, de la naturaleza de los datos mismos que el reclamante quiera borrar de la red, pero también de la condición de personaje público del reclamante y del tiempo que haya pasado desde que los hechos se produjeron. Sus decisiones tendrán que adaptarse a los pronunciamientos de la Agencia Española de Protección de Datos y finalmente de nuestros tribunales quienes finalmente tendrán la última palabra.

Google, legalmente, dispone de un plazo máximo de 10 días para dar una contestación al solicitante y si ésta no fuera satisfactoria podría acudir a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

¿Cómo actuará Google?

Recibirá una respuesta automática en la que se confirmará que a recibido su solicitud.

A continuación, evaluará su caso (tenga en cuenta que esta evaluación puede tardar algún tiempo, puesto que ya han recibido muchas de estas solicitudes). Al evaluar su solicitud, tendrán en cuenta si los resultados incluyen información obsoleta sobre su vida privada, así como si existe un interés público en lo que respecta a la información que permanece en los resultados de búsqueda de Google (por ejemplo, si está relacionada con estafas financieras, con negligencia profesional, con condenas penales o con su conducta como funcionario público, tanto electo como designado). Se trata de decisiones difíciles y, como organización privada, es posible que no se encuentre en una posición adecuada para decidir sobre su caso. Si no estás de acuerdo con su decisión, puedes reclamar a la  Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Si finalmente Google aprobase la solicitud, suprimiría el enlace de Internet en estos países europeos, pero el vínculo aún estaría disponible en el resto del mundo en google.com

Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.


Un cordial saludo,

Jose María Quintanar Isasi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario