lunes, 28 de abril de 2014

LOS CAMBIOS QUE SE AVECINA EN MATERIA DE IVA

De acuerdo con el Informe de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario Español, las medidas que propone con relación al IVA se dirigen a una revisión de los productos y servicios a los que aplicar los tipos reducidos así como un par de medidas para reducir el fraude fiscal, como son la reducción de los límites cuantitativos para aplicar el régimen simplificado y la eliminación del recargo de equivalencia.



Con fecha 14 de marzo de 2014, se ha presentado al Consejo de Ministros el Informe de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario Español, que incluye 270 cambios tributarios concentrados en 125 propuestas.

A continuación les informamos con más detalle de las medidas fiscales propuestas con relación al IVA, que nos permiten hacer una posible planificación fiscal de cara a su entrada en vigor que está prevista para el ejercicio 2015, una vez que se apruebe por el Gobierno, y sin perjuicio de los cambios que puedan introducir en este Informe (el documento de los expertos servirá de guía al Gobierno que, en cualquier caso, no trasladará todas las recomendaciones a las leyes).

Las principales propuestas se resumen en:

  • Supresión de exenciones en operaciones interiores:

    • Supresión de algunas exenciones
    • Mantenimiento de otras por equiparación internacional (servicios financieros,…)

  • Definición de la base imponible:

    • Créditos impagados: Igual trato que en Sociedades
    • Régimen de IVA de caja solo por un periodo temporal limitado

  • Cambios en los bienes y servicios sujetos a los diferentes tipos:

    • Tipo reducido (10%) solo para turismo, vivienda y transporte de pasajeros
    • No alterar el gravamen de bienes y servicios sometidos al tipo superreducido (4%)
                         
 
Exenciones en operaciones interiores

En el IVA hay dos tipos de exenciones claramente diferenciadas: exenciones plenas y exenciones limitadas.

En el caso de las exenciones plenas, al empresario o profesional que realiza la entrega o presta el servicio y que no repercute el impuesto se le permite deducir el IVA soportado en las adquisiciones relacionadas con la operación exenta, siempre que reúna todos los requisitos para la deducción. Son exenciones plenas las aplicables a las exportaciones y operaciones asimiladas, operaciones relativas a zonas francas, depósitos francos y otros depósitos, regímenes aduaneros y fiscales y entregas intracomunitarias.

En el supuesto de las exenciones limitadas, se establece la exención de la entrega del bien o de la prestación del servicio pero no se permite deducir el IVA soportado por el empresario o profesional en las adquisiciones relacionadas con la operación exenta.

Atención. Las exenciones en operaciones interiores son limitadas, por lo que no generan el derecho a  deducir el IVA soportado en las adquisiciones de bienes y servicios utilizados para la realización de la operación exenta.

Podemos clasificarlas en función de la materia a que afectan en:

A) Exenciones en operaciones médicas y sanitarias.
B) Exenciones relativas a actividades educativas.
C) Exenciones sociales, culturales, deportivas.
D) Exenciones en operaciones de seguro y financieras.
E) Exenciones inmobiliarias.
F) Exenciones técnicas.
G) Otras exenciones.

La Comisión de expertos propone:


a)     Suprimir la exención relativa a los servicios públicos postales y a la venta de sellos de correos por las distorsiones de la competencia que pueden estarse generando con su aplicación, cuando sea posible de acuerdo con la normativa comunitaria, así como limitar el ámbito de aplicación de la exención relativa a los juegos de azar, loterías y apuestas.

b)     Suprimir la exención de los servicios prestados por Colegios profesionales, Cámaras oficiales, Organizaciones patronales y Federaciones que agrupen a los anteriores y reducir (o introducir restricciones en su aplicación) la exención relativa a las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas por los partidos políticos.


c)      Eliminar el requisito de que el adquirente tenga derecho a la deducción total del IVA soportado para poder ejercitar la renuncia a la exención en las operaciones inmobiliarias y eliminar la tributación por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales de las entregas de bienes inmuebles incluidos en las transmisiones que queden no sujetas a IVA por tratarse de unidades económicas autónomas, equiparando su tributación a la aplicable para el resto de las transmisiones de inmuebles entre empresarios.

d)     Clarificar los supuestos en los que resulta aplicable la exención en el arrendamiento de edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas para eliminar las incertidumbres que la redacción vigente genera en la actualidad.

e)     En la medida en que resulte compatible con la normativa comunitaria, considerar no sujetos al IVA los rendimientos por la cesión a terceros de cualquier clase de bienes inmuebles por asimilación a la “no sujeción al IVA de los intereses y dividendos obtenidos por préstamos o aportación de capitales mobiliarios”.

 
En relación con las operaciones financieras no se propone la posibilidad de introducir la renuncia a la exención – sugerida desde diversos ámbitos al amparo de la habilitación de la normativa comunitaria – sobre la base de las complejidades que lleva aparejadas; no obstante, se sugiere su introducción en la normativa comunitaria (instando al Estado español a que promueva tal modificación) en relación con las operaciones de seguro.

Base imponible

Para cumplir con uno de los objetivos fijados por la Comisión de simplificar el sistema tributario se considera de interés incluir medidas que armonicen el tratamiento fiscal que se da en los distintos tributos. Este es el caso de las condiciones establecidas para la modificación de la base imponible del IVA referida a los créditos que sean total o parcialmente incobrables respecto a las condiciones establecidas en la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS) para los mismos supuestos de hecho. Básicamente en la LIS se exige que haya transcurrido un plazo de 6 meses desde el vencimiento de la obligación, mientras que en la Ley del IVA dicho plazo se fija en 12 meses.

En la Ley del IVA se exige que el sujeto pasivo haya instado el cobro mediante reclamación judicial, lo que no se exige en la LIS, lo que encarece extraordinariamente esa reclamación teniendo en cuenta las costas de cualquier reclamación judicial especialmente en casos de créditos de pequeño importe.

Por otra parte, debería tenerse también en cuenta los problemas de liquidez que crean los créditos total o parcialmente incobrables, especialmente en las Pymes, problemas que se verán agravados al tenerse que ingresar el IVA repercutido pero aún no cobrado, lo que ha justificado el establecimiento de la modalidad de IVA de caja.

En consecuencia de todo lo anterior, la Comisión formula la siguiente propuesta:

  • Simplificar las condiciones exigidas para la modificación de la base imponible en los supuestos de créditos incobrables, asimilándolas a las que se exigen en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades para la deducibilidad de las pérdidas por deterioro en estos casos.

Devoluciones a empresarios o profesionales no establecidos

Hay que recordar que Ley del IVA establece que los empresarios no establecidos en el territorio de aplicación del impuesto ni en la Comunidad, Islas Canarias, Ceuta y Melilla podrán solicitar la devolución del IVA soportado por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios realizadas en el territorio de aplicación del impuesto siempre que estén establecidos en un Estado en que exista reciprocidad de trato a favor de los empresarios o profesionales establecidos en el territorio de aplicación del impuesto, las Islas Canarias, Ceuta y Melilla. Esta obligación dificulta y encarece las adquisiciones o importaciones, por parte de comerciantes o profesionales no establecidos, de bienes y servicios procedentes del territorio de aplicación del IVA.

En consecuencia de todo lo anterior, la Comisión formula la siguiente propuesta:

  • Se debería modificar la Ley del IVA suprimiendo el requisito de reconocimiento de la reciprocidad de trato fiscal para la devolución del IVA soportado a los empresarios o profesionales no establecidos en el territorio de aplicación del impuesto.

Algunos aspectos de la gestión del impuesto: el IVA de caja

Como ya sabemos, con la finalidad de atenuar los problemas de financiación de las pequeñas y medianas empresas y con efectos de 1 de enero de 2014 se implantó la modalidad de liquidar el IVA aplicando el criterio de caja en vez del criterio de devengo.

Pues bien, la Comisión propone la eliminación del régimen de caja tan pronto se vea mejorada la situación de liquidez y de financiación de sus beneficiarios, otorgando por tanto al régimen un carácter transitorio. Ello, con base en las complejidades que para los destinatarios de las operaciones se han puesto de manifiesto con ocasión de la introducción de dicho régimen.

Tipos impositivos reducidos

La Comisión propone una reducción de los bienes y servicios que tributan al tipo reducido del 10%, limitando su aplicación, por razones de política económica, exclusivamente a la vivienda, el sector turístico y el transporte de viajeros y equipajes.

Proponen que se mantenga el 4% a los bienes y servicios actuales pero en cambio sólo quedarían gravados al tipo reducido del 10% las entregas de viviendas (a cambio se incrementaría la tributación de la propiedad en el IRPF), los servicios relacionados de hostelería, dado el importante peso del turismo en nuestro país, y los servicios de transporte público, en atención a los efectos positivos para el conjunto de la sociedad (menor contaminación y congestión de grandes urbes).
Por tanto, pasarían a tributar al tipo general bienes tan básicos como el agua y gran parte de los alimentos (el pan, leche, huevos, quesos, frutas, cereales, hortalizas, legumbres, tubérculos continuarían gravados al 4%) así como servicios tales como la recogida de residuos o la limpieza de las vías públicas. El incremento de costes que esto último supondrá para los entes locales encargados de la prestación de dichos servicios públicos implicará, muy probablemente, un incremento de los impuestos y tasas que financian dichos servicios.

Reducción del fraude fiscal en el IVA

En relación con la reducción del fraude fiscal, las propuestas de la Comisión con relación al IVA son:

  • La reducción de los límites cuantitativos para aplicar el régimen simplificado y la eliminación del recargo de equivalencia.

  • Para la detección de bolsas de fraude fiscal deberían reforzarse los procedimientos de control cruzado de operaciones utilizando los datos de identificación fiscal de los prestadores y destinatarios de determinados servicios por gastos de reparaciones o por pagos a profesionales.

  • Debería dotarse de mayores medios a la Agencia Tributaria para la investigación de bolsas de fraude en las operaciones intracomunitarias dado que el coste de dichos medios quedaría suficientemente compensado con el rendimiento que proporcionarían los recursos aplicados a esa finalidad.


Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.


Un cordial saludo,

Jose María Quintanar Isasi

No hay comentarios:

Publicar un comentario