martes, 28 de enero de 2014

La Comisión Europea propone un plazo adicional de 6 meses para completar la transición a la zona única de pagos (SEPA)

Si bien el 1 de febrero de 2014 es la fecha límite para que los instrumentos de pago nacionales sean reemplazados por los nuevos instrumentos de la SEPA ("Zona Única de Pagos en Euros”), la Comisión Europea ha propuesto conceder a los proveedores de servicios de pago un período transitorio, adicional y voluntario, de 6 meses para dejar de procesar transferencias y domiciliaciones en los formatos nacionales. El texto dado a conocer por la Comisión Europea no puede considerarse definitivo todavía. Para que resulte efectivo tiene que someterse aún al proceso de aprobación por el Parlamento y del Consejo Europeo. En esta coyuntura, el 1 de febrero de 2014 sigue siendo, a todos los efectos, la única fecha de referencia.


A partir del 1 de febrero de 2014, todas las transferencias y domiciliaciones que se realicen en España y en el resto de los países de la zona euro serán únicamente posibles a través del régimen SEPA (“Single Euro Payments Area”, en español: Zona Única de Pagos en Euros). Además, este nuevo espacio común permitirá que todos los consumidores comunitarios disfruten de las mismas condiciones a la hora de utilizar estos mecanismos.

Pues bien, queremos ahora informarles que el pasado 9 de enero de 2014, la Comisión Europea ha propuesto un periodo adicional de 6 meses (es decir, hasta el 1 de agosto de 2014) para completar la transición al SEPA. El objetivo de ese sistema es unificar las comisiones que se cargan a los pagos en euros dentro de la Unión Europea (UE), Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Durante el periodo adicional, "los pagos distintos al formato Sepa podrán ser aceptados aún para minimizar cualquier posible riesgo de distorsión en los pagos para los consumidores y las empresas", explica la Comisión en un comunicado.


La medida propuesta por Bruselas deberá ser aprobada por el Consejo (países de la UE) y el Parlamento Europeo.

Con la normativa SEPA se pretende que todas las empresas, particulares y demás agentes económicos puedan efectuar pagos nacionales y a nivel europeo dentro de la zona integrada por los 28 países miembros de la Unión Europea, más Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza, con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del país donde se encuentren, sin necesidad de abrir cuentas bancarias en el país donde se quiere operar y sin tener que esperar unos días a recibir las transferencias, pues serán inmediatas.

Inicialmente, la entrada en vigor de la normativa SEPA estaba prevista para el próximo 1 de Febrero de 2014. No obstante, dado que las empresas no han completado aún sus procesos de adaptación y que, por consiguiente, el porcentaje de transacciones que se estaban realizando conforme a la nueva normativa era demasiado bajo y comportaba un riesgo de bloqueo de pagos y cobros, la Comisión Europea propuso una prórroga al Consejo y al Parlamento Europeo.

Durante ese periodo adicional, "los pagos distintos al formato Sepa podrán ser aceptados aún para minimizar cualquier posible riesgo de distorsión en los pagos para los consumidores y las empresas", explica un comunicado de la Comisión Europea.

La propuesta no modifica la fecha límite para la migración al nuevo sistema (que según la normativa de la Sepa es el próximo 1 de febrero de 2014)

A partir de ese momento, todas las transferencias de crédito y débito directo en euros deben hacerse bajo el mismo formato: transferencias de crédito Sepa (SCT, sus siglas en inglés) y Débitos Directos Sepa (SDD). El BCE insta a respetar las fechas.

En este sentido, el BCE ha asegurado que "toma nota" de la decisión de la Comisión Europea de conceder una prórroga extra de seis meses, hasta el 1 de agosto de 2014, para culminar la Zona Única de Pagos, pero insta a los participantes del mercado a respetar la fecha marcada inicialmente para su puesta en funcionamiento definitiva. Bruselas ha admitido que si se aplica el plazo original del 1 de febrero podría haber problemas de bloqueo de pagos para consumidores y empresas debido a los retrasos en la transición hacia el nuevo formato que establece la SEPA, por lo que ha introducido un período transitorio adicional de seis meses. Sin embargo, el BCE asegura que los agentes económicos de la zona euro han realizado "esfuerzos grandes y fructíferos para llevar a cabo la migración", y recalca que la información más reciente indica que el ritmo de migración es alto y se está acelerando, "de modo que la gran mayoría de los agentes completará la migración en el plazo establecido".

Atención. Las organizaciones que siguen retrasadas tienen seis meses de prorroga para ponerse al día. Para las empresas que están en esta situación, esto es su última oportunidad para cumplir trabajando con un proveedor de servicios de pago para actualizar el software y los procesos necesarios, así como para verificar los datos cuando sea necesario.

Nota de 15 de enero de 2014 de la Comisión de Seguimiento de la Migración a la Sepa

Con fecha 15 de enero de 2014, la Comisión de Seguimiento de la Migración a la SEPA (que está integrada por representantes de las diferentes asociaciones bancarias nacionales y las infraestructuras procesadoras de operaciones de pago en España. La presidencia de la Comisión es ejercida, de manera conjunta, por el Banco de España y uno de los representantes españoles en el plenario del Consejo Europeo de Pagos), ha elaborado una Nota importante que debemos tener presente, y en la que manifiesta lo siguiente:

Analizada la propuesta de modificación del Reglamento (UE) 260/2012 por la que la Comisión Europea sugiere conceder a los proveedores de servicios de pago un período transitorio, adicional y voluntario, de 6 meses para dejar de procesar transferencias y domiciliaciones en los formatos nacionales, la Comisión de Seguimiento desea manifestar lo siguiente:

1. Las entidades españolas han llevado a cabo, oportunamente, las adaptaciones internas necesarias derivadas de SEPA y han completado con éxito las pruebas correspondientes (internas e interbancarias). En consecuencia, tanto los proveedores de servicios de pago como las infraestructuras operantes en España se encuentran ya en condiciones de ofrecer y manejar los nuevos instrumentos SEPA.
2. Asimismo, las entidades españolas han realizado importantes esfuerzos para asistir a sus clientes en la migración a los nuevos instrumentos y requisitos SEPA, reiterando una vez más su compromiso de apoyarles en la transición al nuevo escenario. Del mismo modo, los usuarios se encuentran en pleno proceso de adaptación para conseguir su plena adecuación a la Zona Única de Pagos en Euros.
3. Estas actuaciones han traído como resultado que, en los últimos meses, se hayan producido avances notables en los indicadores oficiales de migración. A la vista de los mismos cabe esperar que, en su gran mayoría, los agentes económicos sean capaces de completar satisfactoriamente la migración en la fecha prevista, 1 de febrero de 2014.
4. Tal y como señala la propia Comisión Europea, formalmente la fecha para alcanzar el final de la migración permanece invariable no suponiendo el plazo extraordinario, en ningún caso, un aplazamiento de la misma. Se trata de una medida de carácter excepcional que busca evitar perjuicios a la operativa de cobros y pagos, permitiendo que aquellos agentes que pudieran no haber completado su transición a tiempo de forma satisfactoria puedan, temporalmente, seguir procesando sus operaciones por los canales tradicionales.

5. Adicionalmente, el texto dado a conocer por la Comisión Europea no puede considerarse definitivo todavía. Para que resulte efectivo tiene que someterse aún al proceso de aprobación por el Parlamento y del Consejo Europeo. En esta coyuntura, el 1 de febrero de 2014 sigue siendo, a todos los efectos, la única fecha de referencia.

6. Por todo lo anterior, las entidades bancarias nacionales reiteran su firme compromiso de tener completada la migración a SEPA en la fecha prevista e instan a los diferentes sectores económicos a continuar, como hasta ahora, trabajando con miras a hacer que este objetivo se haga realidad.



Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Un cordial saludo,
José María Quintanar Isasi

No hay comentarios:

Publicar un comentario