jueves, 19 de diciembre de 2013

Novedades en el IRPF introducidas por la Ley 16/2013

La Ley 16/2013, de 29 de octubre, ha introducido algunas novedades en el IRPF, destacando entre otras, la matización en la aplicación de los coeficientes de actualización del valor de adquisición en caso de inmuebles actualizados según la última actualización de balances, o incluyendo una excepción a la exclusión de la obligación de declarar referente  a las ganancias patrimoniales sometidas a retención.

Con efectos desde el 1 de enero de 2013

Novedades respecto a los gastos deducibles en el método de estimación directa: Rentas  negativas obtenidas en el extranjero

La nueva regla introducida por la Ley 16/2013 en el Impuesto sobre Sociedades (IS) por la que se consideran como gastos no deducibles las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente, excepto en el caso de transmisión del mismo o cese de su actividad, no es aplicable a efectos del régimen de estimación directa del IRPF.


Debemos recordar, que con efectos para los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2013, no se consideran gastos deducibles en el IS las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente, excepto en el caso de transmisión del mismo o cese de su actividad.

Sin embargo, desde la citada fecha, se señala que esta regla no resulta de aplicación a efectos del régimen de estimación directa del IRPF.

Por tanto, en el IRPF no será aplicable esta disposición, admitiéndose la  deducción fiscal de estas rentas negativas para determinar el rendimiento neto de actividades económicas en estimación directa.

Coeficientes de actualización del valor de adquisición

Con efectos desde el 1 de enero de 2013 se modifica la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 al objeto de incluir la aplicación de los coeficientes del valor de adquisición sobre los elementos patrimoniales actualizados de acuerdo con la última actualización de balances aprobada por la Ley  16/2012.

De este modo, tratándose de elementos patrimoniales actualizados se aplicarán las siguientes reglas: 


  1. Los coeficientes de actualización previstos para el IS se aplican sobre el precio de adquisición y sobre las amortizaciones contabilizadas correspondientes al mismo, sin tomar en consideración el importe del incremento neto del valor resultante de las operaciones de actualización. 

  1. La diferencia entre las cantidades determinadas por la aplicación de lo establecido en el número anterior se minora en el importe del valor anterior del elemento patrimonial. Para determinar el valor anterior del elemento patrimonial actualizado se toman los valores que hayan sido considerados a los efectos de aplicar los coeficientes de actualización. 

  1. El importe que resulte de las operaciones descritas en el número anterior se minora en el incremento neto de valor derivado de las operaciones de actualización previstas en el RDL 7/1996 o en la Ley 16/2012, siendo la diferencia positiva así determinada el importe de la depreciación monetaria. 

  1. Por último, la ganancia o pérdida patrimonial es el resultado de minorar la diferencia entre el valor de transmisión y el valor contable en el importe de la depreciación monetaria a que se refiere el número anterior.

Con efectos desde el 1 de enero de 2014

Obligación de declarar

La Ley 16/2013 ha introducido modificaciones en la  Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva, en lo referente a la comercialización en el mercado interior mediante cuentas globales («cuentas ómnibus») de los fondos de inversión constituidos en España. La implantación de este nuevo sistema de comercialización de los Fondos de Inversión españoles, requiere efectuar cambios en la normativa tributaria que afectan fundamentalmente a la obligación de retención e información que debe asumir el comercializador de los fondos, lo que implica modificar determinadas disposiciones de la LIRPF.

En sintonía con esta nueva regulación, se modifica la Ley del IRPF (LIRPF), incluyendo una excepción a la exclusión de la obligación de declarar referente  a las ganancias patrimoniales sometidas a retención. 

La nueva redacción excluye del límite a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible. La regulación de la base de retención deberá de establecerse reglamentariamente.

Por tanto, cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible, la ganancia patrimonial obtenida no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar.

¿Cómo quedará la obligación de declarar en el IRPF?

Después de este cambio, en el ámbito del IRPF no existe obligación de presentar declaración cuando se perciban rentas procedentes de las siguientes fuentes, en tributación individual o conjunta: 

a) Rendimientos de trabajo, con el límite de 22.000 euros íntegros anuales. No obstante, el límite queda establecido en 11.200 euros, para quienes perciban rentas de trabajo en determinados supuestos: rentas que procedan de más de un pagador, pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos distintas de las que perciben los hijos, pagador del rendimiento del trabajo no obligado a practicar retención a cuenta o rentas del trabajo sujetas a tipo fijo de retención. 

b) Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales (IIC o premios) sometidos a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros íntegros anuales. 

No obstante, como hemos visto, desde el 1 de enero de 2014, lo dispuesto en esta letra no será de aplicación respecto de las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención, conforme a lo que se establezca reglamentariamente, no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.

c) Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención que procedan de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros íntegros anuales. 

d) En ningún caso tienen que declarar los contribuyentes que obtengan exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, de capital, o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales, y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 euros. 

Retenciones

Se modifica la Ley del IRPF para incluir a las entidades comercializadoras de los Fondos de Inversión en la obligación de informar de los partícipes incluidos en sus registros.

Se incluye entre las entidades con obligación de suministrar información a  las entidades comercializadoras de fondos de inversión domiciliados en España.

Como consecuencia del nuevo sistema de comercialización de los fondos españoles, se modifica la LIRPF, para incluir dentro de la obligación de suministro de información a las entidades comercializadoras en territorio español de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectivas domiciliadas en España.

Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Un cordial saludo,


José María Quintanar Isasi

No hay comentarios:

Publicar un comentario